El gasto en marketing influyente está en aumento